/ / ¿Se pueden comer sandías con lactancia materna o no?

Las sandías con lactancia se pueden comer o no?

Ah, verano! El sol, el mar, la abundancia de frutas y verduras, melones suculentos y sandías ... Con la lactancia, los melones pueden ser muy valiosos para la madre y el niño. Lo principal es elegir la baya correcta. De lo contrario, existe el riesgo de intoxicación. También es necesario introducir correctamente sandías en la dieta. De lo contrario, el niño puede tener una alergia o problemas con el trabajo del tracto digestivo.

sandías con lactancia materna

Vale la pena comer

Entonces, puedes sandía con la lactancia ono? Los expertos argumentan que esta baya es simplemente necesaria. Después de todo, durante la lactancia en el cuerpo femenino, aumenta el consumo de componentes útiles, vitaminas y minerales. Las existencias de tales sustancias deben reponerse. La sandía contiene muchos microelementos y vitaminas. Este producto puede usarse como diurético. Lo principal es no abusar. Al introducir un nuevo producto en la dieta, debe controlar de cerca la condición del niño.

¿Cuál es el uso?

Entonces, ¿cuáles son los beneficios de las sandías en el pechoalimentando? Te permiten llenar las reservas de magnesio y calcio. Estas sustancias ayudan a la madre a restaurar su cuerpo después de una larga gestación del feto y el nacimiento. También en la pulpa dulce contiene vitamina C. Esta sustancia ayuda al cuerpo femenino para fortalecer el trabajo del sistema inmune, así como para resistir la embestida de todo tipo de resfriados.

No olvides que las sandías son ricas en hierro. Este es uno de los componentes más importantes. Durante la lactancia, la necesidad aumenta varias veces. El hierro ayuda al cuerpo a combatir la anemia.

puede la sandía amamantar

Ácidos útiles

En la baya contiene y ácido fólico. Este componente es necesario para la creación y mantenimiento de nuevas células sanas, por lo que su presencia es especialmente importante en tiempos de rápido desarrollo del cuerpo, especialmente en la primera infancia. Así que, si lo desea, no dude en comer sandía: lactancia materna que será útil incluso para el niño. En cuanto a la madre, el ácido fólico da una hermosa y suave cutis, así como la juventud.

En bayas grandes, hay otra importantecomponente, que le permite limpiar el cuerpo de sustancias nocivas, incluidas las toxinas. Este es el ácido pantenólico. La sustancia puede normalizar el sueño. Esto es importante no solo para la madre, sino también para el niño.

En general, las sandías durante la lactancia son muyson útiles. Después de todo, nos permiten normalizar el equilibrio de agua en el cuerpo de la madre. Estas bayas ayudan a eliminar la hinchazón que queda después del parto, eliminan el exceso de líquido, aumentan la frecuencia de la micción y también contribuyen a una mejor producción de leche materna.

¿Es posible sandía durante la lactancia?

Cuanto entrar

Como muestra la práctica, puedes sandía con pechugaalimentando a todas las madres Lo principal es introducirlo correctamente en la dieta. No se recomienda comenzar a comer calabazas antes de los tres meses posteriores a la aparición de la leche materna. En los primeros 60 días, una madre joven debe seguir una dieta estricta. Esto permitirá que el niño se acostumbre a la nueva dieta y aprenda a percibir los componentes nutricionales obtenidos con leche. A partir de 4 meses, una mujer puede diversificar su menú.

Para presentar un nuevo producto debe ser gradual. En este caso, las porciones deben ser pequeñas. Después de 5 días, se puede aumentar la cantidad de producto. Es necesario controlar cuidadosamente la condición del niño. Si tiene un dolor de estómago o una erupción, entonces las sandías deben descartarse.

lactancia materna

Alergias a las sandías

A pesar del claro beneficio, una sandía en el pechoalimentar a un recién nacido puede causar problemas. La composición de esta baya es única. Sin embargo, el producto pertenece a los alérgenos alimentarios más fuertes. Por lo tanto, las sandías se deben usar con extrema precaución.

Si la madre tiene incluso una leve alergia aeste producto, vale la pena rechazarlo. Las señales de tal malestar pueden manifestarse en el bebé. Si un niño tiene diátesis, las sandías inmediatamente deben excluirse del menú de la madre. Es imposible que la reacción sea reparada. De lo contrario, se volverá crónica. También es importante neutralizar adecuadamente las consecuencias.

Después de un tiempo, la sandía puede probarse nuevamente. Tal vez el problema surgió debido a la inmunidad no formada del niño.

¿Es posible sandía cuando amamanta a un recién nacido?

Problemas con la digestión

El consumo de sandía debe ser limitadocantidad. De lo contrario, puede ocurrir un desorden menor. Es necesario comer sandías solo después de la comida principal y poco a poco. Después de todo, el estómago de la madre puede estar sobrecargado. Como resultado, pueden aparecer sensaciones desagradables, pesadez y aumento de la formación de gas.

El niño también puede experimentar incomodidad. Como resultado del consumo excesivo de pulpa de sandía por parte de la madre, los bebés pueden verse afectados por un cólico. Es por esta razón que tales bayas deben comerse en pequeñas porciones. Aumentar la cantidad de sandía solo es posible en casos donde el producto no causa problemas con la digestión.

Posible envenenamiento

¿Es posible sandía durante la lactancia?recién nacido en cantidades ilimitadas? Por supuesto que no. El principal peligro de tal baya es que, como resultado de una elección incorrecta, puede causar una intoxicación grave no solo en la madre, sino también en el niño. No olvide que la sandía contiene una gran cantidad de nitratos. Estas sustancias permiten que las frutas maduren mucho más rápido. Después del uso de tales productos, la madre y el niño pueden sufrir. Después de todo, los productos químicos se almacenan en bayas y penetran fácilmente en la leche materna. Además, el cuerpo de los niños es más susceptible a los efectos de ciertas sustancias. Si la salud y el bienestar de la madre no permite que se refleje una pequeña cantidad de nitratos, para el niño incluso una fracción de ellos puede ser peligroso.

sandía durante la lactancia en el primer mes

Cuando no deberías comer sandías

Antes que nada, no puedes comer una sandía en el pechoalimentación en el primer mes de lactancia. Esto es muy peligroso para un bebé recién nacido. Además, hay una serie de enfermedades en las que tales alimentos no están permitidos. En primer lugar, se deben abandonar las sandías a las mujeres que padecen diabetes. En principio, no se les permite esa comida.

También de los melones se deben rechazar a aquellos que tienenhay problemas con el sistema excretor. Puede ser cálculos renales. Para agravar el estado de salud puede sandía y en presencia de enfermedades del páncreas. Antes de la introducción de un producto similar en la dieta debe consultar a un médico.

Cómo evitar problemas

Entonces, sandías con lactancia completamenteson permisibles, pero no debemos olvidar que estas frutas pueden causar envenenamiento, alergias y otros fenómenos desagradables. Para evitar esto, debe elegir el producto correcto. No olvides que las sandías maduras solo a principios de otoño. No compre melones en la primavera e incluso a mediados del verano. Productos similares pueden ser envenenados con nitratos. Tampoco se recomienda comer sandías inmaduras.

Adquiera frutas solo enteras, singrietas y cortes. También debe elegir aquellas bayas que no estén en el suelo, sino en bandejas especiales. No compre sandías que se venden a lo largo de las carreteras.

Noticias relacionadas


Comentarios (0)

Añadir un comentario